24
May

¿Qué es la ozonoterapia?

La ozonoterapia es un tratamiento estético que aprovechan al máximo los beneficios del gas ozono sobre el organismo. Se suele aplicar para todo tipo de afecciones ya que presenta múltiples y variadas virtudes. El ozono ayuda a prevenir infecciones, es un gran antioxidante, beneficia el sistema circulatorio y mejora la función celular. Es un poderoso germicida: combate virus, hongos y bacterias.

La molécula de ozono estimula el desarrollo y la regeneración de los tejidos corporales y destruye todo tipo de microorganismos desinfectando y esterilizando la zona tratada.

¿Cuáles son los efectos biológicos del ozono?

Germicida: Inactiva organismos patógenos como virus, bacterias u Hongos tanto a nivel superficial de la piel como en estructuras internas.
Oxigenante: A nivel de los glóbulos rojos se incrementa la liberación de Oxigeno en las células y en la circulación general.
Inmunomodulador: Estimula los glóbulos blancos, aumentando las defensas del organismo ante agresiones externas (Infecciones) o internas (Alergias).
Antiinflamatorio: Actúa sobre la circulación sanguínea aumentándola en los tejidos lesionados y el suministro de energía en aéreas inflamadas.
Regenerador: La Ozonoterapia es muy efectiva en la recuperación funcional de numerosas patologías neurológicas al regenerar los distintos tejidos, resulta de gran utilidad en la cicatrización de lesiones con difícil curación.

¿Qué ventajas presenta?
Una de las principales ventajas del ozono es su rapidez ya que actúa de forma casi instantánea. Se trata de una terapia natural, no presenta contraindicaciones y proporciona unos resultados excelentes desde el primer momento. Al tratarse de una medicina, no genera reacciones adversas con otros tratamientos.

¿Qué conseguimos con la ozonoterapia?
Las células de nuestro cuerpo necesitan nutrientes, un medio acuoso y oxigenación para vivir. Con la ozonoterapia potenciamos la oxigenación de las células, dándoles un soplo de vida y regenerándolas. El ozono estimula el colágeno y la elastina, rompe los triglicéridos, restablece la circulación nerviosa consiguiendo una regeneración cutánea. Gracias al ozono, que oxigena, conseguimos la juventud total de la célula. La ozonoterapia humedece la textura de tu piel, la blanquea y purifica, promueve y facilita la circulación sanguínea y acelera el metabolismo de la piel.

¿Para qué se utiliza?
Para acabar con el acné de forma definitiva, rápida y eficaz. El procedimiento consiste en abrir la pústula e inyectar el ozono para que entre en el interior de nuestro cuerpo y desinfecta, matando así la bacteria del acné. De esta manera lo que conseguimos es oxigenar la sangre para que fluya rápidamente y reparta los nutrientes por todo el cuerpo.

Es un tratamiento facial muy demandado para cicatrizar heridas y acabar con los herpes. A la hora de hacer una pedicura o manicura, si tenemos en cuenta el ozono conseguiremos unos resultados fascinantes, claramente visibles al instante. Al ozonizar el agua conseguimos una máxima desinfección a la vez que blanqueamos la zona tratada.

El ozono también se utiliza en estética para dar brillo al pelo, luz a la cara, acabar con las ojeras, las bolsas… ¿se te inflama o se te queda roja la piel después de la depilación? Si es así ya no tendrás que preocuparte por eso, porque con una dosis de ozono se te desinflama la zona.

¿Cómo utilizar el ozono en estética?

En Beautica te ofrecemos un tratamiento facial, la ozonoterapia, que dura 60 minutos. Con este tratamiento novedoso potenciamos la oxigenación de las células, les damos un soplo de vida y las regeneramos. Al oxigenar las células conseguimos que la piel se vuelva más joven. El ozono estimula el colágeno, la elastina, es antioxidante y restablece la circulación sanguínea. Gracias a este tratamiento facial cerramos los poros de la piel, mejoramos las manchas y conseguimos unos resultados excelentes ya que al entrar el ozono en el interior de nuestro cuerpo, desinfecta y mata la bacteria del acné.
Otra manera de notar los efectos saludables y beneficiosos del ozono es aplicándolo en cremas u otros productos para potenciar el principio activo. Durante 10 minutos se inyecta ozono en el producto para que sus efectos se multipliquen y su resultado sea más potente durante una semana.
En Beautica también te podemos ofrecer la posibilidad de tomar infusiones de agua ozonizada, al igual que te ozonizamos una botella de agua para que refuerces el efecto del tratamiento en tu casa. (A pedido)
El ozono también lo podemos aplicar a la hora de hacer otros tratamientos como higiene con ozonoterapia o en pedicuras y manicuras. Al añadir ozono en el tratamiento potenciamos sus efectos y conseguimos unos resultados óptimos. Por ejemplo la higiene con ozono es un tratamiento que combina técnicas manuales y aparatología con el objetivo de afinar, renovar, hidratar y reparar la piel. Al combinar la aplicación de oxígeno directo en la dermis con un masaje relajante para hidratar y reparar, conseguimos mejores resultados.

Otras aplicaciones de la ozonoterapia en tratamientos dermatológicos son los siguientes: higiene facial oxigenante, tratamientos de acné, tratamientos anti manchas, tratamientos de rejuvenecimiento, lifting facial, tratamientos de reafirmación de la cara, cuello y escote, aclaración de ojeras y reducción de bolsas, post micropigmentación, post aplicación en medicina estética, estrías y cicatrices, hongos de la piel y uñas o dermatitis.

¿Qué resultados obtendré?
Una vez finalizada cada sesión de ozonoterapia notarás luminosidad y brillo en tu piel, son efectos que verás al instante tras cada tratamiento, al igual que la eliminación de impurezas. Con el ozono potenciamos la flexibilidad de la piel, conseguimos un efecto reconfortante y el rejuvenecimiento de las células. Es antioxidante, estimula el colágeno y la elastina y ayuda a oxigenar las células, devolviendo la juventud a nuestra piel.

¿Presenta contraindicaciones?
La ozonoterapia presenta enormes ventajas y es una terapia natural, sin embargo se desaconseja en casos de infarto cardíaco, intoxicación alcohólica, alergia al ozono y embarazo, debido al aumento de presión arterial que genera.